Hay varios aspectos relacionados con la menstruación que pueden estar afectando tus noches:

 

- El síndrome premenstrual (SPM), debido a sus múltiples síntomas. 

- Los períodos dolorosos (es difícil dormir cuando, además, sentimos dolor).

- La temperatura corporal: cuando estás en el período, tu temperatura corporal aumenta. Necesitamos que baje un poco para dormir bien.  

- El nivel de progesterona: disminuye cuando estás en tu período, y eso tiene un impacto en tu sueño. 


Pero cada persona experimenta su período de manera totalmente diferente, por lo que, mientras algunas no sienten nada en absoluto, para otras la hora de ir a dormir se convierte en una batalla.