¿Qué es dormir lo "suficiente"? 


El número de horas que necesitamos para "ser personas" al día siguiente no son las mismas para todo el mundo, así que es importante determinar cuántas horas son suficientes para ti. A menudo escuchamos que 7-8 horas son "lo correcto", pero esto solo es un promedio, por lo que significa que algunas personas necesitan más, y algunas menos.


No olvides que - por el momento - la calidad de tu sueño no es la mejor, por lo que te puede dar la impresión de que siempre necesitas dormir más. 


El cansancio matutino es normal, y depende mucho de tu cronotipo. Algunas personas no son para nada madrugadoras, por lo que odian despertarse por las mañanas y pueden tardar varias horas en despejarse. Sin embargo, para otras, tan pronto como suena el despertador están listas para saltar de la cama y comerse el mundo.


El cansancio también puede deberse a un sueño no reparador, pero en este caso deberías tener otras señales que lo confirmen: como sentir mucho sueño durante todo el día, tener problemas para concentrarte, etc.


Lo primero que debes hacer es eliminar cualquier causa médica, como la apnea del sueño o el síndrome de las piernas inquietas, por ejemplo. Una vez descartadas, o en caso de estar ya en tratamiento, podremos pasar al método Moonoa: actuando en aquellos factores diarios que pueden estar perturbando tu sueño (hábitos, estilo de vida, pensamientos, emociones, etc.).


Un último consejo para ti: Para ayudarte a levantarte de la cama, sal rápido de ella. Mantente activo exponiéndote a la luz, ya sea abriendo las persianas, corriendo las cortinas, o encendiendo la luz. ¡Así le indicaremos a nuestro cuerpo y cerebro que nuestro día ha empezado y que necesitamos energía!