La razón por la que te recomendamos apagar el teléfono móvil o ponerlo en "modo avión" es (1) para que no te moleste cuando duermes, y (2) para que tu cerebro no esté en alerta. Si lo dejas encendido, si suena o vibra, lo más probable es que lo acabes mirando y eso interrumpa tu sueño.


La noche es el momento para descansar nuestro cuerpo y mente para desconectar y recargar baterías. Sin embargo, si lo de tener el móvil apagado te pone aún más nervioso, ¡no dejes que el remedio sea peor que la enfermedad! Si te sientes así, déjalo encendido, y ve usando técnicas para alejarte gradualmente de él: disminuir el volumen, ponerlo en silencio, alejarlo de tu mesita de noche, etc.


¡Haz lo que te sea posible en cada momento! Cada paso, por pequeño que sea, es beneficioso, y gradualmente te permitirá ir estableciendo mejores hábitos.



Descubre más

También te podría interesar:

La meditación/relajación me genera ansiedad. ¿Es eso normal?